Bizcocho de maíz

INGREDIENTES:

 

PREPARACIÓN:

  1. Batimos la mantequilla a punto de pomada con la pizca de sal y el azúcar.
  2. Añadimos los huevos de uno en uno, sin dejar de batir.
  3. Ahora añadimos la harina de maíz de ADPAN y vamos envolviendo con una espátula de madera.
  4. Untamos un molde con mantequilla y vertimos la masa.
  5. Horneamos a 160º durante 30 minutos.

 

Tortos de maíz (típicos asturianos)

INGREDIENTES:

 

PREPARACIÓN:

  1. Mezclamos todos los ingredientes y amasamos bien.
  2. Hacemos bolas con la masa, y las vamos aplastando entre dos trozos de papel film hasta conseguir tortos lo más finos posibles.
  3. Una vez que tengamos los tortos listos, los freimos en abundante aceite bien caliente. Podemos salpicar la parte de arriba de los tortos para que se inflen.
  4. Ponemos los tortos sobre papel de cocina para que escurran el exceso de aceite y los servimos lo antes posible. Tienen que quedar crujientes y dorados.

Pan sin gluten

INGREDIENTES:

 

PREPARACIÓN:

  1. Mezclamos todos los ingredientes y amasamos bien.
  2. Hacemos una bola con la masa y la metemos en un cuenco. Tapamos con un paño y dejamos la masa reposar durante 40-60 minutos (hasta que mas o menos doble su tamaño).
  3. Dividimos en las piezas que queramos hacer, y las metemos en moldes engrasados.
  4. Precalentamos el horno a 240ºC, calor arriba y abajo, durante unos 10 minutos.
  5. Bajamos el horno a 200ºC, metemos los moldes y horneamos durante unos 30 minutos (hasta que esté del todo cocido).
  6. Sacamos del horno y dejamos reposar hasta que se enfríe.

 

ES MUY IMPORTANTE AMASAR BIEN LOS INGREDIENTES, Y RESPETAR EL TIEMPO DE REPOSO DE LA MASA.

Si vemos que el pan sube mucho durante la cocción, y al enfriar se reduce mucho el volumen, puede deberse a que estamos echando demasiado agua. Por el contrario, si el pan no subiera en el horno, podría deberse a que hemos añadido poco agua.

Las cantidades utilizadas en esta receta son una orientación. Dependerán del tamaño de las piezas a elaborar. Así mismo, los tiempos de cocción y las temperaturas pueden variar en función del horno que utilicemos.